Casi no hay nada que hacer en Lehman. El mito de Perseus es muy interesante, toda la promesa a Polideic y la captura de la cabeza de la Medusa y el rescate de Andrómeda, volando sobre Pegaso, ayudado por las sandalias aladas regaladas por Hermes. Todo para volver a tener a Danae, su madre, y poder volver a la tierra de su padre para descalabrarlo lanzando el disco, con un tiro certero en le mismo lugar donde flaquea Aquiles.
Camilo ofrece una cerveza en el bar de la 35, donde llegamos luego de conocer a la interesante Alyssa, estudiante del postgrado de literatura inglesa. Dos Guiness y luego a dar vueltas por Strand, donde consigo un libro valioso sobre la literatura comparada italiana e inglesa. Y una baratija sobre la obra de Ezra Pound y los poetas que influenciaron su obra. De regreso en el depa comunico mi futura mudanza, y brindo con el libro sobre los Cantos y las relaciones entre Dante y T.S. Eliot.

En el Graduate Center he conseguido el famoso libro de Steiner sobre los ensayos de Homero. Y camino a Lehman, en el tren, he devorado el ensayo de Steiner en No Passion Spent dedicado a explicar por qué hay más traducciones de La Odisea y La Iliada en inglés, que de la Biblia. Steiner afirma que todo se debe al caracter de los británicos y a instituciones tan arraigadas como las hermanades universitarias y el club. En esos lugares La Iliada gobierna sin competencia.

Anuncios