En 1992, viajé por primera vez alrededor de Sudamérica. En Sao Paulo encontré una revista de comic underground que me fascinó. Se llamaba Animal. Regresando de mi viaje, me encontré con un grupo de amigos de la Universidad a los que también les interesaba hacer comics y así nació RESINA-Historietas para mentes cochinas (jugando con el sentido ambiguo de la palabra “resina”, que en nuestra jerga universitaria significaba tanto ser un cerdo como ser bacán).

De esa revistilla de solo tres números salió El Hombre Pus, Coiman, Chuperman, Larry Conn y la historieta fantástica resinosa de Víctor Cabezas: El Hombre Manos de Tijera.

Sayo Hurtado hizo una adaptación en video para un cortometraje de El Hombre Pus con Martín Haro y Sergio Burstein en los papeles estelares. Luego se grabaron dos capítulos de El Hombre Pus en televisión,  como proyectos para nuestras clases. Ronald Urquizo también hizo un cortometraje en 16 mm. de su Larry Conn (“si tus amigos están en problemas mándalos a  Larry Conn”).

En 1996 creé otro personaje para una historieta de cuatro páginas que tuvo la suerte de ganar el premio nacional Calandria: El Hombre Gol, una parodia del hombre de éxito que el Perú necesitaba–y aún necesita–para llegar a algún rincón en la historia del fútbol. Ese año salió Resina 3 con la historieta de El Hombre Araña en Resinápolis.

Posteriores historietas mías han sido publicadas– compartiendo páginas con los más brillantes exponentes del cómic underground peruano–en el fanzine limeño Carboncito.

Historietas Resinas