A

Un hombre que parece ser mi abuelo. Tiene el pelo engominado y la apariencia de un tipo “suave”, viste una camisa bien ajustada, de un color elegante; y unos pantalones que le sientan bastante bien. Debe de tener unos 90 años, se le ve “parado” y jovial. Su cabello es blanco pero por aquí y por allá aún tiene algunas hebras grises. Mi abuelo me aconseja sobre  la vida y las decisiones que un hombre tiene que tomar.

Lástima que no recuerde ninguno de sus consejos al despertar.

Me despierto con brusquedad y me doy cuenta que mi abuelo ha muerto, un día como hoy, hace 20 años ¿Coincidencias? Nunca tuvimos una conversación como la de anoche durante mi sueño; y nunca lo vi morir. Supongo que algo de aquella culpa todavía me perturba.

Anuncios