Acabo de pulir los detalles finales en el álbum de fotos que he enviado con las fotos del viaje. Han sido ocho días de viaje muy intensos. He disfrutado mucho de los paisajes y de los días de playa pero los dias en San Francisco han sido bastante tensos. Desde que llamé a Jessica de Seattle para decirle que iba a SF a visitarla y no encontré la respuesta que yo hubiera querido. Según Valerie “así son las mujeres”. Basta decir que el hecho de que Jessica no llamara todo el día viernes 22, sabiendo que yo estaba en SF, ni que llamara el sábado sabiendo que yo todavia podía estar cerca, me ha molestado parte del viaje. Mucho. Me ha defraudado. Dice Valerie que no debería. Que pude haberle avisado con tiempo que venía. Si lo había pensado, pero la verdad es que el viaje no era seguro sino hasta el último dia. Incluso cambiamos la semana del viaje a último momento, entonces no tenía sentido programar nada. La verdad es que siempre he tenido mas fe en los viajes no programados. Espero recuperarme pronto. Ha sido una gran desilusión. Jessica ha llamado anoche (martes 19) justo cuando estaba cenando con Claudita en Port Chester. No me ha explicado nada. No sé si tenga que hacerlo. Valerie dice que el hecho de ser solo amigos no la obliga a nada. Pero yo creo que con Jessica somos algo más. Al menos amigos especiales. Y creo que ella sabe que yo esperaba algo más. Se lo dije por teléfono desde San Mateo, que habia venido todo este camino esperando tan solo verla. Que me iba a molestar mucho sino hacía un tiempo para verme. No lo hizo. Espero que esté bien. Me ha dolido mucho no verla, me ha decepcionado. Borré su teléfono de mi celu porque simplemente me parecía que me iba a humillar demasiado llamándola otra vez. Ella tiene que saber cuanto la quise, sino está todo jodido.

Anuncios