Sí, otra vez las mismas caras y la rutina de cada verano.

Un campeonato por el comienzo de temporada, premios para todos. Otra vez a pelearse por el desayuno, el almuerzo, la comida, a esperar que no salgan por su auto cuando estas solo.

Felizmente las cosas han ido mejor de lo esperado, hay que correr solo muy de vez en cuando. Y en la noche pelearse por un sitio decente donde dormir, felizmente la tía Shirley se ha ido a trabajar y tengo su cama.

Ha hecho calorcito, aunque no suficinte para trabajar con shorts.

Anuncios