Buscar

The New York Street

Un blog lleno de historias

Categoría

Lehman

El hueco en el muro

Hay un hueco en el muro, carajo dejen de ver ese video, ya lo vi como quinientas veces ,estoy harto de ver videos sobre Japón, ahora que si te pones a pensar qué cosa es eso de ver primero fotos de Valparaíso y luego escuchar videos japoneses.

 

La clase: siento haber estado como ido, el café parece que ya no me hace nada, en eso estaba pensando esta mañana. La verdad que no planifiqué levantarme a las siete y media pero una vez que lo hice me pareció lógico bañarme y venirme a Lehman. No caminé porque tenía flojera y quería usar la Metrocard que compré en la madrugada: sí funciona.

 

Muchos buses amarillos en el camino, ¡qué temprano se levantan los niños para ir al colegio! Recuerdo cuando yo iba al colegio y eran las 8:05 y ni siquiera habíamos bajado a tomar desayuno. Pero tiene su gracia viajar en el bus, no caminar sino vivir como viven los demás, ir en el mismo bus que los demás, observar como se comporta la gente.

 

Además hay un hueco en la pared, pero no me interesa tanto tocar ese tema ahora, más bien ver lo que dice Carling. Siempre quiso decir eso: no falto a una clase desde antes que ustedes hubieran nacido. 25 años. Me imagino que su frase abarca a casi todos en la clase, excepto a mí, tal vez al gordo que se para quedando dormido. Lo veo, a diferencia de otras clases esta vez no ronca. El triángulo en la pizarra es el principio: Yates, Joyce, Woolf. Me alegro de haber comenzado a leer el Ulises, debería leer otra vez el ensayo de Loayza sobre Ulises antes de ir a verlo.

 

¿Cómo estará Camilo? Es una joda que no tenga teléfono. Carling dice que viene de un funeral. Me acerco al final de la clase a preguntarle pero es imposible siempre hay gente que se demora más de la cuenta hablando con él y no me da ganas de esperar. Como ese pato que estaba en la mañana esperando a la entrada del Computer Center, parecía que quería que le abran la puerta, usar el Internet. La gente estaba semi dormida y el pato tal vez estaba viviendo una pesadilla, quién sabe.

 

Tengo que leer el hoyo en la pared pero me imagino que será algo parecido a esto. Al menos ya escribí el poema que quería basado en el poema que leímos en clase de Yeats. No hay mejor poeta en el siglo XX. Así de categórico. Así que tengo que leer Yeats, es increíble que tenga su libro en mi casa y apenas si he hojeado un poco, igual que el Ulises, me puse la tarea de leer aunque sea unas líneas todos los días y mira donde me he quedado.

 

Ahora mismo debería estar escribiendo el ensayo que tengo pendiente sobre Walden, pero me imagino que es lo que Camilo dice: soy un diletante. No tengo que pensar en esa chica, sus besos son como apagados. Pero no voy a decir su nombre, aún tengo cierto deseo de privacidad, lo que supongo que está bien. Algo anda mal en mi cabeza ciertamente, algo falla. Así me he sentido las útlimas dos semanas, tal vez tres. ¿La mejor película? He visto muchas, pero la mejor: Hamlet , la de Laurence Olivier. En blanco y negro. Al menos creo que me está mejorando el sentido del humor. Qué lindos ojos los de ella. Qué lindos, dime si no es una muñeca. ¿Y la chica de la clase? Qué mirada, tenía como dos puntitos de luz en cada ojo. Hamlet, otra vez. Tengo que hablar de Hamlet. Brillante. El fantasma, la luz, la actuación de Olivier, la puesta en escena. Me quedo con el personaje de Richard III, sólo con él, pero como película Hamlet me parece mejor acabada. Ahora no tengo nada que decir. A veces me pasa, tenía tantas cosas de las cuales hablar y todo por culpa del hueco en la pared. Me imagino que acá tengo que detenerme.

Postdata: El reservorio de agua está vació desde hace casi un año. No es justo. Otras cosas que no son justas: todas las cosas que tengo pendientes por hacer. Dos cafés y todavía tengo sueño. Otra vez, nada. Hueco en la pared. Leer más Yeats, ensayo de Carlin, Walden, Poe, Pound. Vacío en el estómago. ¿Vendrá ella? ¿Qué hago? Hueco en la pared, más bien hueco en mi cabeza. Hueco en el estómago. Muchas lecciones que prefiero olvidar.

Jody Williams: Premio Nobel de la Paz


Hace una hora estuvo dando una conferencia en Lehman College, Jody Williams, premio Nobel de la Paz en 1997. Sencilla la gringuita, sin mucha pompa, un vestido común y corriente, muy poco maquillaje: el premio Nobel de la Paz, amiga de Desmond Tutu–le manda flores a su mamá todos los años en su cumpleaños–, Oscar Arias, Mandela y Rigoberta Menchú. Nacida en una familia pobre, de granjeros, del estado de Vermont, sólo con educación secundaria y con un hermano esquizofrénico que trató dos veces de asesinarlos, Jody Williams decidió a los 26 años que quería cambiar el mundo. Activista toda su vida, en 1992 consideró que era su obligación luchar contra la fabricación de minas anti personales. Lo hizo, en foros internacionales, durmiendo 3 o 4 horas diarias y conectando a gente de diferentes culturas y geografías que tomaban el problema muy en serio. Hoy 100 países han firmado e implementado proyectos para erradicar las minas anti personales y dejar de utilizarlas como arma de guerra. Gracias a su iniciativa, dejaremos de ver el triste espectáculo de niños muertos o con las piernas amputadas porque pisaron una mina que “alguien” dejó allí en alguna guerra peleada años atrás. Su mensaje más sencillo y más poderoso: todos podemos cambiar el mundo, si queremos hacerlo. Dedica al menos una hora del mes, en vez de ver televisión o leer una estúpida revista a hacer algo que creas que beneficie a una causa noble. Es reconfortante saber que muchos americanos piensan igual que ella-se mandó una crítica feroz contra el gobierno de Bush y su decisión de invadir ilegalmente Irak, contra la estupidez de los norteamericanos que creen que invirtiendo millones de dólares en armas y en seguridad van a evitar un nuevo 11 de setiembre. “Seguridad individual” es mejor que “seguridad nacional”. Si Estados Unidos invierte más tiempo y dinero en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos pobres de los mismos países que lo proveeen de petróleo y riqueza, se puede conseguir mucho más en materia de seguridad que enviando ejércitos a defenderlo del mundo. Son 190 naciones contra una. Son millones de individuos molestos por la manera tan cojuda como este país gobierna sus relaciones internacionales. Criticó a Bush por mentirle a la gente, a Powell por mentirle a las Naciones Unidas en las pruebas de uranio en Niger, a Rumsfeld, Cheney y Wolfowitz por ser tipos educados e inteligentes que cometen las idioteces que cometerían los menos educados e idiotas.
Esta mañana estuvimos leyendo en clase los ensayos de Matthew Arnold. Solo una frase de esa clase: La Inglaterra de fines del siglo 19 se parece demasiado a los Estados Unidos de principios del siglo 21. Políticos que creen que el dinero y el poder van a asegurarles el bienestar, donde se desprecia la inteligencia y el pensamiento crítico en beneficio del “trabajo productivo”. La máquina de trabajar y hacer dinero mientras el trabajo intelctual disminuye y las masas se vuelven cada vez más idiotas, felices porque creen que un televisor de 56 pulgadas es el progreso.

To the Young Man from William Shakespeare, 31 de agosto

Se han tejido varias teorías acerca de la dedicatoria de los Sonetos de Shakespeare. Juegos de palabras, mensajes codificados, errores tipográficos, etc.

Mr. Dunbar, quien considera una falta de respeto no llamarlo con esas palabras, se ha endulzado la vida, como todos, me imagino, viendo a decenas de críticos y especialistas hacer sugerencias, muy risibiles algunas y otras brillantes por la perspectiva especulativa. Pero insta a sus alumnos a no dejarnos arrastar por esa basura, mas bien a centrarnos en el análisis del texto. Vamos a ver los Sonetos de Shakespeare, este oscuro personaje britanico cuya vida–al menos los hechos comprobados sin lugar a dudas– se puede resumir en menos de una pagina A4 (sobrando espacio). No se sabe nada de su educacion, se presupone que habría asistido a una escuela de gramática básica, como corresponde a su posición social como de hijo del alcalde del pueblo. No se sabe cuando llegó a vivir a Londres, ni si viajó por Europa, aunque se presupone por las alusiones en sus obras que habría vivido un tiempo en Italia. Sin embargo ni siquiera aquello es seguro, pues escoger Italia para los dramas, era algo de moda. Se especula que era cojo, por una mención que se hace a la cojera de un personaje que Shakespeare habría interpretado. Tampoco se puede afirmar tajantemente aquello.

Dunbar camina de lado a lado de la clase, masculla palabras, de vez en cuando carga su entonación con drama, con furia, con rabia, golpea el diminuto podio. Y nos menciona los sonetos:
Los tres personajes principales en this Sonnets are The young Man, The Dark Lady, a person probably of dark complection and black hair, The Rival Poet and The Speaker. The Young Man, is urged to procreate in the first sonnet. To give birth to a creature, heredero de su belleza. Who’s the Young Man? Is he Shakespeare himself? Nobody knows. Does he invented the whole piece as a small drama, the characters are fictituous? Nobody knows with certainty...

Dunbars keeps walking. The voice, the eyelids half opened, half closed: a small poem of Milton serves him to describe a characteristic of the poetry during that time, the way the lines are designed as Quatrains (3) followed by a couplet.

And he talks again about the iambic pentameter (I’m glad that I ve taken Carling’s class!) and the licenses, poetic licenses that Shakespeare used then, as the permission to finish with an I and Y indistinctively.

The Sonnets have 14 lines. All of them but one (review this). And Dunbar talks about the masculine endings of the lines and the feminine endings of the lines. Accordingly to the fashion, most of the time ,the termination of the lines were masculines, but the Sonnets-all of them-, have feminine (weak) endings..why? Does he feel as a woman in this case ?

Han llegado tarde tres alumnas y Dunbar casi entra en trance. Tengan cuidado con las pronunciaciones pues algunas lo hacen vomitar, hay que tener cuidado hay que cuidarse de Dunbar y hay que leer los Sonetos, del 1 al 126 dedicated to The Young Man, from 127-152 dedicated to the Dark Lady.

Some people suggests that Shakespeare helped with the translation of the Bible to the English, the famous translation of King James, but nothing is sure about this…
About the italian rhyme: (abba-abba) OCTAVE///(cde-cde) SESTET

Clase de fotografía en City Island

Viaje a City Island con la clase. Fotografiamos el mar del Bronx, los yates, las gaviotas, las sombras del sol cayendo picado sobre las casas asomadas al oceano. Viajamos apretado en el carro de Isis, esta foto es desde el asiento de adelante usando el retrovisor. Un poco apretadas en el asiento trasero…El almuerzo en Freedys, muy fast food la cosa, luego un smoothie que me ha dejado repleto. He cenado unos ravioles con cangrejo en el Cafe Italiano del Village, Camilo celebra que le han dado su cheque luego de dos semanas. Corro para encontrarme con Stephen Sheppard, me ha dado fotos y videos y cartas para su web, cinemasauruscinema.com. Y el resto es silencio, al menos por ahora que lo diga Hamlet o yo me vaya a dormir. Una carta muy sincera de Szidonia, por supuesto complicada como estas mujeres. El encuentro de la madrugada ha sido sorprendente, Lucho dice que ha encontrado en Montreal a la famosa Viviana Quea, qué linda sorpresa. Ahora sí, a dormir, son casi las 2 y en 4 horas tomo mi tren para White Plains.

Primero de febrero y vivir a las carreras.


Lehman college campus
Originally uploaded by Ulises Gonzales.

Se empieza a notar el ritmo creciente de las obligaciones cuando comienza el ritmo decreciente de las diversiones. Tres filmes de Netflix y dos de la biblioteca aguardan pacientemente el receso. Y sin embargo quedan cosas pendientes: la web, el curso, el script del video sobre Asako, NY Street, Resina, el libro de poemas, el Bronx Journal…y puedo seguir enumerando.

 

El tiempo para escribir este diario es cada vez menos. Ya no tengo las madrugadas libres y la ropa sucia se amontona peligrosamente por varias semanas. Y sigue el clima congelado.
Lehman no es grato si lo vives a las carreras y sin embargo me las he arreglado para dar mi primera clase de comics. Bastante decente, con el web blog elaborado , con el filme que vimos sobre la historia del arte secuencial en los Estados Unidos. He invitado a la roja para salir a cenar : Wednesday night.

Al terminar la clase he cruzado Manhattan para encontrarme con Annerys. Queremos ver Born in Brothels. En la revista del IFC dice que comienza la historia con la temeraria novia de un videasta y su pajonera idea acerca de un documental sobre sus experiencias con los hijos de las putas, descubriendo para ellos el misterio del lente desde los tugurizados burdeles de la India. No ha llegado Annerys pero ha venido Camilo con la historia triste de Paloma. El mail era precioso pero el desenlace fue el temido. La carta de respuesta, temblorosa pero decidida, dice que Borges afirma que al menos hay un final. Pero no hay final posible si la memoria de ella persiste sobre todo. Si ella aclara que valora inmensamente todos los momentos juntos pero que el detalle es no poder entregar amor a cambio de amor. Ella tiene la carta que falta de la baraja y no puede cambiarla. Menudo cuadro el de mi amigo cabizbajo mientras devora el pollo de chinos que no ha debido de probar. Yo acelero el metro para llegar a casa con la incertidumbre y el dilema. Me he dormido satisfecho por la cena y por lo invertido en mi curso. Me ha dolido la espalda por una madera de sobra en esta cama mal armada. En fin, ya ven que comienza el ciclo y otra vez las quejas y este diario se pone muy serio y sin referencias literarias. Antes de acostarme he seguido releyendo los mitos de los griegos y las nubes de Aristófanes sobre la culpabilidad injusta de los sofistas.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: