Buscar

The New York Street

Un blog lleno de historias

mes

noviembre 2007

Esta cara

Hace varias semanas que no enciendo un televisor.Veo nubes con la boca abierta. Hay ciertas escenas que no se pueden olvidar. Hay otras que se deshacen en el fondo de la olla y se convierten en burbujitas.

Río cuando cago. Sueño con otras mujeres, pocas veces con ella. Pero con ella sueño. No sé si me entiendan. Adelanto la hora un minuto y me siento a salvo. Peleo con los pies.

Disfruto con mis propias aventuras. Mis fotos nunca salieron como las imaginaba. Escucho voces en mis pesadillas y las silencio a voluntad.

Fabrico castillos en castellano y a veces lloro. Mis lágrimas tienen sentido. Amo los caracoles marinos.

El fondo de la tabla

Y queda solo
La esperasna
Tu voluntad de arder con frío

Alcanzan frases hechas
Tus latidos
Y llenan tu canasta
Los dados perdidos

Mario Gasa Veros es un escritor


Mario Gasa Veros es un escritor. Vive en mi mente. Cuando empieza a hablarme sé que debo coger un pedazo de papel o encender la computadora y escribir.

Mario es exigente. No puedo escribir de cualquier cosa. El estilo y el tema tienen que ser extraordinarios y originales. A veces me pregunta: ¿Qué lado de tu cerebro funciona cuando lees La guerra y la paz ?

Me grita que estoy confundiendo el color de las hojas de mi calendario con el estado real del tiempo, que me estoy alejando de la verdad. Me asomo a la ventana y veo un día nublado. El 25 de noviembre del calendario es de color azul. He estado viviendo demasiado tiempo bajo la influencia de la computadora, dentro del caos organizado del ciberespacio. Y no lo lamento. Esto me alimenta.

La realidad es un enorme televisor y me dedico a cambiar de canal para evitar aburrirme. Todo ya está lotizado y sin embargo presiento que se puede encontrar un espacio nuevo. Gasa Veros me obliga a buscarlo. Puedo estar el día entero en este proceso de soñar despierto. En las noches debo escribir.

No sé a donde voy ni por qué te escribo. En algún momento Gasa Veros desaparece y respiro tranquilo. Sé que no por mucho tiempo.

Picture: Neuromancer, ballruns.

Hacking in Fury at a Block of Wood

Portada de la primera edición de la novela de James Joyce: "El retrato del artista adolescente"

Líneas acerca del Retrato de un artista adolescente. De libros de Joyce y también de textos vinculados a su obra. Viene al caso porque Frances me regaló la biografía de Joyce por Richard Ellmann y porque el fin de semana me leí más de la mitad de Dublineses:

His anger was also a form of homage. (277)
(Es lo que siempre he pensado del episodio del cactus. Ese debe ser el principio de mi homenaje personal a la Patas Doradas.)

We are your kinsmen

Que otros se jacten de las páginas que han escrito/ a mi me enorgullecen las que he leído (Borges)

Del brusco aprendizaje de Estéfano
me queda la niebla de Dublín
y su corazón de dudas (yo)

Un mar que traga adolescentes rebeldes (Diré como nacisteis, Cernuda)

Y este pedacito es genial. Lo encontré en el diario de José María Arguedas incluido en la introducción a El zorro de arriba, el zorro de abajo:
“Así somos los escritores de provincias, estos que de haber sido comidos por los piojos llegamos a entender a Shakespeare, a Rimbaud, a Poe, a Quevedo pero no el Ulises

Al final del Infierno

Estrella que termina la Comedia
Cabo suelto, anímame a subir
Sigue Dante enmedio del camino
Y trazando los mapas del Oriente,
Escribiendo Los Cantos desde el fuego,
El viejo Pound.

(Y anónima, se extiende, otra vez
Ante el poeta
La hoja pendiente.)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: