Buscar

The New York Street

Un blog lleno de historias

fecha

29 septiembre, 2005

Heat and Dust en la India

Antes de ir a dormir. En la India, había una vez. Greta Sccachi bella, como la inglesa inocente, aventurera, del amor tortuoso, del amor prohibido por un rey tramposo y maquinador. El hijo no llega a nacer y la sociedad inglesa sigue sin enterarse, mientras la desprecian por ser como es, como si fuera otra vez Pasaje a la India, solo que entonces todos estaban del lado de ella hasta el final. Ella no se ha muerto y, en la mujer que regresa en los 80 a buscarla, la historia vuelve a recrearse. Merchant-Ivory. La anciana escritora dice que la escenografía de su novela ha sido cambiada, que el palacio del principe hindú debió haber sido decadente. Pero Ivory no pudo resistir la tentación de hacerlo lo mas suntuoso posible, de hacerlos brindar en el banquete con finísimas copas de cristal.

>La Ultima sonrisa de Shylock

>

Deberle promesas a Judea,
viviendo en los canales de Venecia,

En la sangre bulle el ansia de venganza
la que ahuyenta la fortuna de las lanchas,

Aguardas la sentencia,
sabiendo que has de ser premiado.

Te has vengado con nosotros
en el Bronx, cuatro siglos after.

Mr. Dunbar imita la voz de Shylock, y divide el mundo de Venecia en tras mundos diferentes: el de los cuentos de hadas de Belmont, el de los jovenes ricos, mercaderes venecianos, el del dinero y el comercio, el del judio Shylock.
Portia, heroina, una de las pocas mujeres en Shakespeare que se eleva por encima de todos los heroes, memorable.
Y las menciones frecuentes a la cena, a la identidad perdida y a esa tristeza indescifrable de Antonio. Tristeza por Bassanio? A quien ama por enciam de todas sus riquezas? Tristeza premonitoria?
No te olvides que el tema judio era popular entre las masas inglesas. Shakespeare escribia para el pueblo, su objetivo era la usura como Shylock, el se beneficiaba con la risa y el llanto de la platea, con los aplausos de las ultimas filas.
No te olvides que dice: Solo somos actores cumpliendo con nuestro papel en este escenario.
Si Shakespeare viviera en el siglo XX hubiera sido el creador de Big Brother o un perfeccionista productor del Jerry Springer show.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: